¿Qué es el Cine de Guerrilla y cómo puede ayudarnos?

¿Tienes bajo o nulo presupuesto? ¿Sois un grupo reducido de cineastas?
¿Te sobra creatividad, pero te faltan medios?

Es posible que ya estés filmando Cine de Guerrilla sin ni siquiera saberlo.

«Es duro pedir dinero, pero más duro es hacerlo para cine»

El Cine de Guerrilla es una forma de cine independiente que se caracteriza por:

  • Presupuestos bajos o nulos
  • Equipos técnicos y artísticos reducidos
  • Pocos recursos en la producción
  • Rodar donde sea necesario sin pedir el pertinente permiso (no siempre recomendado)

Es decir, se trabaja con guiones que no tienen grandes necesidades y gastos, con pocos personajes y pocas localizaciones (predominando los lugares reales que los sets construidos).

Tenemos que pensar, qué es más barato y factible que rodemos: ¿Titanic o Paranormal Activity?

Porque todos podemos hacer cine, pero no todos podemos hacer una película que cueste millones. Se juega en diferentes ligas y cada una tiene sus pros y contras. Sin duda, aunque con ciertos matices, el cine independiente, de guerrilla y de autor van a ser más libres creativamente, pero siempre con ciertas limitaciones (sobre todo, económicas); mientras que el cine comercial va a estar supeditado a los mercados y al gran público.

Luego hay una serie de características en cada liga: Digamos que para ser un Vengador has tenido ya que salvar por tu cuenta el planeta un par de veces y, por ahora, nosotros aspiramos a ser el friki que viste un mantel estampado como capa y defiende a su colega del abusador en el patio de recreo.
Ambos defienden a la humanidad, pero en diferentes escalas.

Esas diferentes ligas conllevan diferentes responsabilidades (y sí, también legales) y si hacemos una peli de guerrilla, pero luego queremos presentarla a los Vengadores, y no solo a nuestros familiares, se deben seguir una serie de pasos administrativos.

«No teníamos acceso al mundo de hacer cine tal y como tenía Spielberg.
Nos inspiró la escuela underground de Nueva York».

David Cronenberg

Y, ¿cómo puede ayudarnos el no tener dinero?

¡Vale! Sí, a lo mejor sueñas con una space opera musical con naves espaciales, explosiones y Meryl Streep, pero lo mismo te has venido un poco arriba con tus posibilidades. ¿Puedes hacer una peli? Sí ¿La que sea? Ya sabes que, por ahora, no.

De todas formas, es recomendable empezar con obras de menor tamaño para trabajar y perfeccionar diferentes aspectos (más sencillos, como la planificación y la composición; hasta más complejos, como el ritmo, el género y el tono). Y conforme mejores y domines (no antes) el lenguaje cinematográfico puedes emprender caminos más difíciles y trabajar historias más extensas.

No tener dinero no implica que no puedas crear. De hecho, tener limitaciones nos hace buscar diferentes soluciones alternativas a las necesidades de nuestra historia; como, por ejemplo, el punto de vista del tiburón blanco de la peli de Spielberg o los fuera de campo y juegos de sombras en La Mujer Pantera (Cat People) de Tourneur.
La falta de presupuesto, además, te puede enfocar en historias más cercanas, en problemáticas con las que convives, en tus inquietudes y pensamientos sobre la sociedad que te rodea y dejar de complicarte la vida con thrillers psicológicos manidos y tonterías de asesinos en serie y detectives y mafias y demás clichés que todavía no controlas, cuando lo más cerca que has estado de algo así es de verlo en películas.

¿Qué conoces mejor: cómo funciona una investigación policial en tu país o lo que pasa en tu día a día (relación con amigos y familiares, parejas, problemas de dinero o falta de plenitud y felicidad)?

¡Céntrate! Y dedícale el tiempo que necesites. Si David Lynch tardó 5 años en rodar Eraserhead, porque se quedaba sin dinero, ¿por qué tú no vas a poder hacer la peli que sueñas?

¿Qué ventaja tenemos?

Cine Digital

Gracias a su democratización podemos filmar lo que antes era impensable con el analógico. Ya que con un simple móvil podemos crear nuestras historias. Es una forma muy económica y rápida de comenzar nuestros primeros cortometrajes, sketches o tests. ¡Y experimentar!

Crowdfunding

Si queremos o necesitamos algo más profesional siempre podemos montar un mecenazgo o una rifa o cualquier método alternativo que se nos ocurra para financiar nuestro proyecto sin pasar por el método administrativo estándar.

El Cine de Guerrilla apasiona por su inmediatez en los procesos, por ser menos jerárquico y dependiente y porque puedes lanzarte a la aventura sin pensarlo demasiado. Sobre todo, te libera del encorsetamiento conservador de la gran industria y esa sensación de libertad creativa no tiene precio.

Y si aún así crees que necesitas el equipo más avanzado, una cámara de 12K y una millonada para hacer cine… Mira la creatividad de este grupo de jóvenes cineastas nigerianos y replantéatelo. Auténtico Cine de Guerrilla:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUBIR